Inundaciones en Sudán del Sur agravan la inseguridad alimentaria

Escrito por:
root
Nov 1, 2019 11:06:14 AM

La respuesta inicial de World Vision incluye agua, materiales de saneamiento e higiene, refugio y artículos no alimentarios e intervenciones nutricionales para niños.

Inundaciones en Melut en Sudán del Sur afectan a las comunidades

Se estima que 6.800 personas se han visto afectadas por las recientes inundaciones en los condados de Melut y Adar en el estado del Alto Nilo de Sudán del Sur, según los resultados de una reciente evaluación de emergencia dirigida por la Comisión de Socorro y Rehabilitación de Sudán del Sur (South Sudan’s Relief and Rehabilitation Commission). La respuesta inicial de World Vision incluye agua, materiales de saneamiento e higiene, refugio y artículos no alimentarios e intervenciones nutricionales para niños.

Muchas de las personas afectadas están en comunidades de acogida ya que recientemente había regresado de la ciudad de Paloich, donde buscaron refugio después del conflicto de 2017. Luchaban por reconstruir su vida cuando fueron golpeados por las fuertes lluvias que se produjeron hace unos días, entre el 15 y 19 de octubre, y el río Maban se desbordó e inundó al menos seis aldeas circundantes con una población estimada de 16.657 personas.

De las más de 6.000 personas de los condados de Melut y Adar directamente afectadas por la inundación, alrededor de 1.500 son niños menores de cinco años. Las comunidades afectadas son parte del Alto Nilo, estado que ya estaba luchando contra la inseguridad alimentaria extrema. El último informe de Integrated Food Security Phase Classification (IPC) para Sudán del Sur declaró que 845.000 personas ya estaban clasificadas en el nivel 3 de la IPC (Crisis Aguda de Alimentos y Medios de Vida).

“La gente dejó sus casas inundadas y comenzó a construir refugios improvisados ​​con los materiales que recuperaron. Incluso las instalaciones de salud apoyadas por World Vision estaban bajo el agua. La gente dice que esta inundación es inusual, por eso, fueron sorprendidos y no estaban preparados”, comparte Benson Ali Matawura, Oficial de Monitoreo y Evaluación de World Vision, con sede en el condado de Melut.

Matawura agregó que, según los informes, alrededor de 180 cabras murieron bebiendo agua contaminada junto con una gran cantidad de ganado. Al menos 15 km de la carretera fueron dañados por la inundación que obstaculizó el transporte de agua limpia mediante camiones en las comunidades. “La movilidad en las comunidades es muy complicada en este momento. La mayoría de las familias son pastores, y con las carreteras y las granjas inundadas, sus medios de vida también se ven afectados ”, dice Matawura.

“Las emergencias acentúan aún más las vulnerabilidades de los grupos en riesgo, concretamente en mujeres, niñas y niños, hogares encabezados por mujeres y niños, niños no acompañados y separados, mujeres y hombres de edad avanzada, personas con discapacidades… La lista continúa. Es un imperativo que todas las organizaciones humanitarias cumplamos con nuestra obligación ética para garantizar que nuestras actividades se basen en los derechos y brinden seguridad y dignidad a todas las personas”, apela Vanessa Saraiva, Asesora de Género y Protección de World Vision.

Cuatro aldeas todavía están sumergidas en el agua, incluidas las tierras de cultivo. World Vision está coordinando la distribución de alimentos con el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y planea además distribuir kits de refugio (lonas, cuerdas y otros materiales de apoyo), bidones, tabletas para el tratamiento de agua y mosquiteras tratadas.

Mientras las aguas retroceden gradualmente, las lluvias de las áreas vecinas aún pueden afectar de nuevo. Muchas personas han expresado temor sobre el impacto a largo plazo del desastre después de perder sus medios de vida y sus casas. Saraiva agrega: “Las inundaciones en Sudán del Sur desafortunadamente provocarán un aumento en la angustia psicosocial, la separación de los niños, sus familias y cuidadores, la violencia de género y el desplazamiento”. 

“Nos entristece la difícil situación de las personas afectadas por el desastre en el estado del Alto Nilo. Muchas de ellas ya estaban atravesando momentos difíciles y la situación pone aún más en riesgo a muchos niños y familias. World Vision está movilizando sus recursos y su equipo para trabajar con socios en el terreno para poder responder hasta que las personas puedan recuperarse y mantenerse por sí mismas”, dice Mesfin Loha, Director del Programa de World Vision Sudán del Sur.





X
No te pierdas nada: